hilo navegacion-->NO

Ana y Javier ya tienen calentador de gas natural

Ana y Javier ya tienen calentador de gas natural

 

“Se acabó quedarnos sin agua caliente en mitad de la ducha”


Vivíamos en un piso bonito y bien situado pero no disfrutábamos de todo el bienestar que queríamos.


Lo que más nos molestaba era básicamente el tema del agua caliente. Y es que teníamos un termo eléctrico y, por más que acortábamos más y más nuestras duchas, no había día que a alguno de los miembros de nuestra familia no se le quedara congelada la sonrisa al quedarse sin agua caliente en mitad de la ducha.


“Nos mudamos de piso e instalamos gas natural”


Queríamos ahorrar dinero, ganar espacio y gozar del máximo bienestar, y el calentador de agua caliente sanitaria era el que mejor se adaptaba a nuestras necesidades. 


Proporciona agua caliente al instante y de forma abundante y, al calentar el agua sólo cuando es necesario, no pagamos por mantener el agua de un tanque continuamente caliente.


En definitiva: ahora nos duchamos sin miedo. Seguimos sin gastar demasiada agua en cada ducha, pero no es por miedo a quedarnos sin, sino porque nos preocupa el medio ambiente.

 

A continuación te mostramos lo que se han ahorrado Ana y Javier usando gas natural para el agua caliente sanitaria comparado con el termo eléctrico:

Ana y Javier ya tienen calentador de gas natural